Jamie Bell trabaja en contra del estrés

Jamie Bell investigó los casos de asesinos en serie para poder interpretar a su personaje. © Excélsior Jamie Bell investigó los casos de asesinos en serie para poder interpretar a su personaje.

En el año 2000 un adolescente llamado Jamie Bell se impuso en un casting a poco más de dos mil niños y con sus talentos dancísticos se convirtió en el protagonista de la adaptación fílmica de Billy Elliot. Tenía apenas trece años y ese debut cinematográfico le abrió las puertas a este joven británico.

A partir de momento comenzó una carrera ascendente que le llevó a producciones como King Kong, del cineasta Peter Jackson; La conquista del honor, de Clint Eastwood;  Rocketman, biografía avalada por Elton John y próximamente se le verá como un asesino serial, en lo que considera  uno de sus mejores papeles, en Shining Girls, al lado de Elizabeth Moss y Wagner Moura. Y aunque Bell es consciente de su trayectoria, confiesa que hay algo que lo incomoda que no ha podido controlar en todos estos años, el estrés que le provoca comenzar un nuevo proyecto.

“¡22 años! Wow, me considero un dinosaurio, un veterano. Siento que en esta carrera se me ha permitido hacer todas esas cosas que quiero y que después me dejan regresar a hacerlas otra vez. No me siento con ninguna autoridad actoral y me doy cuenta de que todos los días aprendo, me siento como un estudiante que se empuja a ser mejor, a hacer un trabajo eficiente y eso me angustia.

“Me he dado cuenta que los actores con los que trabajo no se sienten estresados y yo llevo 22 años teniendo el estrés cada que inicio con un nuevo trabajo, lo cual es muy molesto para mí, pero estoy en terapias  para poder controlarlo, por eso digo que sigo aprendiendo todos los días, que aprendo de la gente y sigo estudiando para mejorar”, contó Jamie Bell a Excélsior.

Bell, de 36 años y quien próximamente, aprovechando su bagaje de bailarín, le dará vida al actor y bailarín Fred Astaire en la biopic Fred & Ginger, tomó una de las decisiones más codiciadas para cualquier actor debido al reto actoral y a la connotación que implica ponerse en los zapatos de un asesino serial cuyas víctimas son mujeres con futuros prominentes, tal como lo hace en Shining Girls.

“Hay una fascinación alrededor de este tipo de personajes, pues la gran mayoría de la gente, y me incluyo, nos  preguntamos por qué si yo no soy capaz de hacer algo atroz, sí hay alguien allá afuera que quiere y necesita hacer este tipo de cosas a otro ser humano. Creo que ahí está el interés de las personas por este tipo de sujetos, de por qué Harper (su personaje) hace esto y para mí es muy claro: necesita tener el control, quiere dominar y no se quiere sentir humillado, no se quiere ser débil o pequeño y por eso lastima y extingue a quienes muestran lo contrario”, reflexionó Bell.

Basada en la novela Shining Girls de Lauren Beukes, la serie homónima que se estrenará el 29 de abril por Apple TV+ mezcla el crimen, el drama, el suspenso y la ciencia ficción para contar la historia de cómo dos periodistas (Elizabeth Moss y Wagner Moura) investigan una serie de feminicidios que apuntan a la misma persona, un asesino de mujeres.

Para Bell, Shining Girls puede ser una metáfora del mundo actual, en el que el machismo y la violencia hacia la mujer hacen que se les vulnere por el simple hecho de sobresalir.

“Los hombres suelen tener más poder que las mujeres y eso ha ido cambiando. La violencia hacia la mujer, las agresiones o los asesinatos han ocurrido desde hace siglos y todo eso ha sido perpetrado por hombres. Los hombres han sido la principal amenaza de las mujeres y eso es aterrador, pues la violencia no acaba con una agresión, ahí empieza, el trauma y la recuperación física continúa. Todo eso vivido por una víctima afecta la relación de una mujer violentada con sus padres, hijos, jefes. Carga heridas que jamás cierran” comentó el actor.

Jamie se documentó a profundidad, leyó historias de asesinos y las explicaciones sicológicas que permiten que eso suceda, sin embargo, el británico contó que aunque sabe que  un actor se alquila para transformarse, le  costó mucho trabajo realizar las escenas violentas.

“Me siento muy incómodo con la violencia física y como actor sabes lo que está escrito en el guion y lo que se te va a pedir, pero es algo que no me gusta y que en el momento de rodar fue emocionalmente muy fuerte, no me gusta, pero para mi personaje la violencia es gratificante, emocionante, sexualmente es gratificante y todo eso fue horrible para mí”, remató Bell, esposo de la también actriz Kate Mara.  

Jamie Bell

  • Nació el 14 de marzo de 1986, Reino Unido.
  • Desde los 6 años aprendió a bailar, pues proviene de una familia de bailarines.
  • En 2000 debutó en el cine como protagonista de Billy Elliot.
  • En 2001 ganó un Bafta a Mejor Actor por Billy Elliot.

Jamie Bell trabaja en contra del estrés