Si no puedes ver a la serpiente venenosa en esta foto puede que acabes en el hospital

No, la foto en la que tienes que buscarla está más abajo. Esta es solo para que te hagas una idea del aspecto que tiene la serpiente. © Foto: Andy Reago & Chrissy McClarren / CC BY 2.0 No, la foto en la que tienes que buscarla está más abajo. Esta es solo para que te hagas una idea del aspecto que tiene la serpiente.

La serpiente de cabeza de cobre es un tipo de víbora bastante común en el este de Estados Unidos y México. Un ejemplar de esta especie es también la protagonista de una de esas imágenes virales que demuestran por qué tienes que mirar siempre por donde pisas cuando pasees por el bosque.

La imagen no es en absoluto nueva, pero es tan buena que ha vuelto a hacerse viral en Twitter. La foto original se remonta a 2017 y la tomó un excursionista llamado Jery Davis en Texas, pero se hizo popular después de que la tuiteara Helen Bond, una herpetóloga del Instituto Tecnológico de Florida. El reto es sencillo: ¿puedes encontrar a la serpiente?

La serpiente tiene un camuflaje perfecto para pasar desapercibida entre las hojas muertas del suelo. El reto, además, es doblemente interesante no solo porque la serpiente sea condenadamente difícil de encontrar. Es que además puede suponernos un disgusto si nos pasa en la vida real. La serpiente de cabeza de cobre (Agkistrodon contortrix) no es la más peligrosa de las víboras, pero su mordisco puede causarnos serios problemas y daño en los tejidos si no acudimos a un hospital a recibir una dosis de antídoto. Por suerte, esta especie de serpiente es poco agresiva e incluso suele avisar a los animales que se encuentran con ella mediante mordiscos “secos” en los que no inyecta veneno.

En el lado bueno de la ecuación, se ha descubierto que el veneno de la frena el desarrollo de células cancerosas en ratones, así que quizá en el futuro tenga más utilidad de la de hacernos pasar un rato tenso buscándola.

Si no puedes ver a la serpiente venenosa en esta foto puede que acabes en el hospital