Tiroteo en una fiesta en Pensilvania, EE. UU., deja dos muertos y varios heridos

Un zapato deportivo afuera de una casa donde la policía dice que se produjo un tiroteo en Pittsburgh la madrugada del domingo 17 de abril de 2022. (AP Foto/Gene J. Puskar) © Gene J. Puskar Un zapato deportivo afuera de una casa donde la policía dice que se produjo un tiroteo en Pittsburgh la madrugada del domingo 17 de abril de 2022. (AP Foto/Gene J. Puskar)

Un nuevo tiroteo se registró este domingo en una vivienda en Pittsburgh, estado de Pensilvania, en Estados Unidos, dejando un saldo de dos muertos y nueve heridos.

Los hechos ocurrieron en medio de una fiesta que se desarrollaba en el lugar. En un momento de la noche se desató una pelea entre algunos asistentes, lo que desembocó en un tiroteo que dejó dos menores de edad muertos.

De acuerdo con las autoridades, al menos 200 personas estaban en la fiesta, la gran mayoría de ellos menores de edad, quienes corrieron en una estampida por salvar sus vidas.

Igualmente, la policía local informó que 11 personas fueron trasladadas al hospital más cercano, pero dos de ellos, hombres, fallecieron por las heridas de bala.

La investigación preliminar sugiere que se escucharon al menos 50 disparos en medio de la trifulca, lo que produjo una histeria colectiva y varios asistentes intentaron escapar por las ventanas y sufrieran afectaciones como roturas de huesos.

Además, también se registraron disparos fuera de la vivienda, que además había sido alquilada por los organizadores de la fiesta a través de una plataforma de internet.

Las autoridades informaron que se analizan al menos ocho escenas diferentes dentro de la vivienda y a los alrededores para poder dar con el paradero de los tiradores.

Igualmente, no se ha entregado información sobre los nombres de los menores fallecidos mientras se entrevista a los testigos y asistentes a la reunión para obtener más datos de lo que pudo haber desencadenado el mortal ataque.

Detenido un sospechoso por el tiroteo en el centro comercial de Carolina del Sur

Las autoridades estadounidenses han detenido a un sospechoso en relación al tiroteo ocurrido el sábado por la tarde en un centro comercial del estado de Carolina del Sur que dejó 14 heridos.

El sospechoso ha sido identificado como Jewayne M. Price, de 22 años, acusado de posesión ilegal de un arma de fuego. La Policía cree que hirió a tiros al menos a nueve personas y es responsable indirecto de la estampida humana que dejó cinco heridos más, según la filial de la NBC.

El incidente ha tenido lugar en las instalaciones de Columbiana Centel Mall, donde un conflicto aislado entre varios sospechosos armados desembocó en tiroteo.

“Creemos que las personas que estaban armadas se conocían entre sí y hubo algún tipo de conflicto que resultó en disparos (...). Esta no fue una situación en la que una persona al azar apareció en un centro comercial para disparar un arma de fuego y herir a las personas”, ha detallado el jefe de Policía de Columbia, William Holbrook.

Nueve de las 14 personas que han resultado heridas en el tiroteo ya han sido dadas de alta del hospital. Dos de las víctimas, en cambio, están en condición crítica pero estable, según ha explicado la empresa de sanidad privada Prisma Health en declaraciones a la cadena CNN.

La Policía de Columbia ha establecido una línea directa para los testigos del tiroteo y ha pedido a cualquier persona que tenga un video del tiroteo que se comunique con ellos.

“Sabemos que mucha gente vio cosas diferentes. Tómese un momento, ordene sus pensamientos y comuníquese con la Policía”, ha explicado el Departamento policial de Columbia en Twitter.

Hasta el momento no se tiene más información sobre los otros dos tiradores identificados en el lugar de los ataques, pero las autoridades estadounidenses avanzan en la recopilación de los datos de este tiroteo que completa el cuarto en menos de dos semanas en Estados Unidos y expone la difícil situación que tiene este país con respecto a este tipo de hechos y el control del porte de armas.

*Con información de Europa Press

Tiroteo en una fiesta en Pensilvania, EE. UU., deja dos muertos y varios heridos