Opinión: Un GP en Las Vegas es una buena noticia para la F1

Hace poco más de una década, la Fórmula 1 parecía estar en una situación difícil en Estados Unidos.

Las cicatrices de la debacle de 2005 en Indianápolis nunca se habían curado adecuadamente, e incluso cuando la F1 regresó en Austin, parecía que la categoría nunca iba a hacer realmente un pie en un mercado en el que había intentado entrar una y otra vez. Habría interés, pero siempre sería de nicho en el mejor de los casos.

Sin embargo, el reciente anuncio de que la F1 volverá a Las Vegas -y esta vez con una carrera en un circuito urbano en el Strip, no en el aparcamiento de un casino- muestra lo lejos que han llegado las cosas en un corto espacio de tiempo, sirviendo como un momento histórico y una señal de que el negocio está en auge para la F1 en este momento.

Desde que Liberty Media adquirió la F1 allá por 2017, tuvo claro su deseo de añadir "ciudades de destino" al calendario. El pensamiento era que la mejor manera de generar interés e impulsar un impacto duradero con la gente era llevar la F1 a las principales ciudades y lograr que toda la ciudad estuviera alrededor del evento. Perseguir un Super Bowl cada dos domingos era quizás un poco optimista, pero el principio seguía pareciendo un gran cambio respecto a la situación anterior de la F1.

Por eso, el anuncio de Miami fue un momento tan importante para la F1, y el interés que ya ha suscitado sólo lo justifica. El lugar estará repleto y atraerá la atención de la ciudad durante todo un fin de semana, al igual que ocurre ahora con Austin. Si la F1 está en la ciudad, simplemente hay que ir.

Pero el hecho de que ni siquiera dos carreras se consideren suficientes para satisfacer el interés de los estadounidenses demuestra el gran avance que ha hecho la F1 en ese país. La categoría registró una afluencia de 400.000 espectadores en el Gran Premio de Estados Unidos celebrado en Austin el pasado mes de octubre, una cifra a la que sin duda contribuyó el éxito de Drive to Survive en Netflix, pero que no puede atribuirse únicamente a la serie.

Las cifras de la televisión también gozan de una notable salud en Estados Unidos. ESPN informó continuamente que sus cifras habían aumentado durante 2021, y eso ha seguido aumentando este año. El Gran Premio de Arabia Saudita ha sido la mayor audiencia de la F1 por cable en Estados Unidos desde 1995, y ha subido un 54% respecto a la carrera del año pasado en Yeda, que era la penúltima prueba de la temporada y podría haber supuesto la definición del título. Las cifras sólo van en una dirección.

El Circuito de las Américas puso a la F1 en el mapa de Estados Unidos. © Motorsport.com El Circuito de las Américas puso a la F1 en el mapa de Estados Unidos.

El Circuito de las Américas puso a la F1 en el mapa de Estados Unidos.

Photo by: Glenn Dunbar / Motorsport Images

Para un país amante del deporte como Estados Unidos, y en particular uno de tal envergadura, tres carreras es absolutamente la cantidad adecuada. Se cruzan las tres zonas horarias (Miami en la hora del Este, Austin en la hora Central y Las Vegas en la hora del Pacífico) y no se amontonan en el calendario. La fecha de noviembre para Las Vegas significa que habrá cierta proximidad con Austin, suponiendo que mantenga una fecha similar, pero serán dos carreras y productos muy diferentes para que los aficionados los disfruten. Los tres eventos se dirigirán a grupos demográficos ligeramente diferentes y se complementarán entre sí, no competirán.

El hecho de que se celebre una carrera en Las Vegas no sólo refleja la situación de la F1 en Estados Unidos. También demuestra que la categoría se ha alejado de ser un nicho para pasar a ser una corriente global, hasta el punto de que puede asegurar un espacio en una de las principales capitales deportivas del mundo. Las medidas adoptadas por Liberty, en particular a través de su producción digital, han contribuido a que la F1 entre en el siglo XXI y se convierta en un producto excepcionalmente comercializable, como lo demuestra la afluencia de grandes patrocinadores tecnológicos en los últimos tiempos. El dinero fluye, lo que significa que todas las ciudades querrán obtener un trozo del pastel.

Eso es lo que provocó la reciente afirmación del jefe de la F1, Stefano Domenicali, de que había suficiente interés para 30 carreras, avivando los temores de que el calendario se dirija hacia ahí. El Acuerdo de la Concordia indica que el calendario tiene un límite de 24 carreras, pero se ha sugerido un cambio de estrategia. Además de las 22 carreras previstas actualmente para este año, Las Vegas se unirá a Qatar, y China también tiene contrato para volver, lo que nos lleva a 25 ya.

También lee:Carreras sprint en la F1: ¿cuándo son y qué cambió para 2022?"Hamilton comenzará a pensar en dejar Mercedes", dice HakkinenPor qué Sergio Pérez está más cerca de Verstappen en la F1 2022Por qué Ferrari se mantiene arriba en la F1 pese a no presentar mejoras

Es probable que las sedes históricas se vean sometidas a una presión cada vez mayor para demostrar que pueden mantenerse en el tiempo y hacer lo suficiente para convencer a la F1 de que deben permanecer en el calendario en medio de tanto interés por parte de los nuevos mercados. Algunos aficionados pueden sentirse incómodos con la idea de perder eventos clásicos por las brillantes luces de Las Vegas, y será un reto para la F1 encontrar el equilibrio adecuado. Pero esta carrera se veía imposible de rechazar: es un territorio de ensueño para cualquier campeonato deportivo.

Optar por una carrera en sábado es también un movimiento muy inteligente por parte de la F1. Para que la experiencia de Las Vegas sea completa, debía ser una carrera nocturna, pero el hecho de optar por el sábado demuestra la flexibilidad que existe ahora para programar eventos. Será una buena manera de aprovechar el mercado estadounidense en un horario de máxima audiencia, y aunque puede ser poco amigable para las zonas horarias europeas, no es diferente a muchos de los grandes combates de boxeo o UFC que se celebran en la madrugada del domingo para esa parte del mundo.

Esto hará que la carrera sea una experiencia única, tanto si se ve en el circuito como desde casa, y sin duda un mayor espectáculo. Ninguna otra carrera puede acercarse a ese tipo de producto en estos momentos.

El circuito de Las Vegas pasa por The Strip, con 14 curvas para que los pilotos hagan sus apuestas... © Proporcionado por motorsport.com El circuito de Las Vegas pasa por The Strip, con 14 curvas para que los pilotos hagan sus apuestas...

El circuito de Las Vegas pasa por The Strip, con 14 curvas para que los pilotos hagan sus apuestas...

Un evento exitoso podría suscitar el interés de otras carreras por seguir una programación similar, pero si la F1 quiere mantener algunos elementos que hacen que Las Vegas destaque, quizá quiera convertirlo en el único evento del sábado por la noche en horario de máxima audiencia. Después de todo, lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas, ¿no?

El acuerdo inicial tendrá una duración de tres años, pero la F1 querrá asegurarse de que no se trata de una flor de un día. Domenicali dijo en el anuncio que "el plan es quedarse por más tiempo", y que conseguir un punto de apoyo tan regular en Las Vegas lo convertiría en la envidia de otros eventos en todo el mundo. Una vez más, retrocede 10 años y considera que eso podría ser algo que se discutiera sobre la F1 en los Estados Unidos.

Esto demuestra lo lejos que han llegado las cosas con Liberty. Ha hecho que la F1 pase de tener un futuro incierto en Estados Unidos cuando se hizo cargo de ella a correr literalmente en el Strip de Las Vegas a partir del año que viene. Puede que tengamos que esperar otros 18 meses, pero este es un momento histórico para la F1 y debería tomarse como una excelente noticia para la categoría en su conjunto.

La F1 ha apostado por una carrera nocturna en Las Vegas, que debería ser el as en la manga. © Motorsport.com La F1 ha apostado por una carrera nocturna en Las Vegas, que debería ser el as en la manga.

La F1 ha apostado por una carrera nocturna en Las Vegas, que debería ser el as en la manga.

Photo by: Liberty Media

Opinión: Un GP en Las Vegas es una buena noticia para la F1