Antes muertos que sencillos: La realeza británica se niega a entregar trofeos a los rusos

Reina Isabel y Putin © Proporcionado por R.S.V.P. Reina Isabel y Putin

Se acaba de dar a conocer que el torneo de Wimbledon no permitirá participar a tenistas rusos y bielorrusos en su próxima edición por la invasión de Ucrania.

Mediante un comunicado, la ATP explicó su desición:

“La discriminación basada en la nacionalidad también constituye una violación de nuestro acuerdo con Wimbledon que establece que la entrada de jugadores se basa únicamente en las clasificaciones de la ATP”.

 

Pero parece ser que detrás de esta decisión existe algo más de fondo: un reporte del Daily Telegraph asegura que dicha prohibición viene del miedo a la humillación que representaría para los miembros de la realeza británica entregar el trofeo a un ruso.

© Proporcionado por R.S.V.P.

Wimbledon es el torneo de los torneos, la catedral del tenis, y dicho evento siempre ha estado vinculado a la Casa real británica. Hay un palco reservado para la Reina y su familia desde que Estefanía de Austria fuera la primera royal británica en pisar las instalaciones (1895). El estrecho lazo que une al torneo con la realeza es una realidad.

 

En 1957 Isabel II pisó, por primera vez, el césped londinense, para entregar los trofeos a los ganadores del cuadro femenino individual y del masculino de dobles, pero una protesta arruinó el momento. La inconforme mujer pedía un nuevo sistema bancario, hasta que la detuvieron un árbitro y un juez de silla, que la escoltaron fuera de la pista.

© Proporcionado por R.S.V.P.

La próxima edición del torneo está marcada por dos situaciones improtantes: la invasión de Rusia a Ucrania y la fría relación que, por años, ha pérseguido a los ingleses y rusos, sobre todo a los royals ingleses. Y aunque, debido a sus problemas de salud, la Reina Isabel II ha cancelado todos sus eventos oficiales, seguramente el Príncipe Carlos, o su nieto William, tendrían que representarla en dicho evento y, ¿para qué exponerlos en una situación tan incómoda?

Se sabe que la relación entre la Reina Isabel II y Vladimir Putin no es la más cercana, y tampoco con la descendencia de la soberana, recordemos todos los mensajes de apoyo que el Príncipe Carlos, los Duques de Sussex y los Duques de Cambridge, cada uno desde su trinchera, han filtrado en sus redes sociales a favor de Ucrania durante la reciente invasión de Rusia.

La enemistad entre Rusia e Inglaterra no es nuevs: En 2003 Vladimir Putin estuvo en Londres tratando temas de seguridad y economía; durante dicho viaje el mandatario ruso tuvo la descortesía de hacer esperar a la reina Isabel II durante 15 minutos. Y “casualmente” en 1874 el zar Alejandro II visitó Londres y arribó nueve horas tarde a la cita que tenía con la Reina Victoria, abuela de Isabel II, extraño, ¿verdad?

Los jugadores perjudicados por esta decisión son: Daniil Medvedev, Andrey Rublev, Aryna Sabalenka, Victoria Azarenka y Anastasia Pavlyuchenkova.

© Proporcionado por R.S.V.P.

Antes muertos que sencillos: La realeza británica se niega a entregar trofeos a los rusos