Florian Thauvin no se calla y en buen español dice que “le vale madre” lo que piensen sus críticos sobre el golazo en el Clásico Regio

Florian Thauvin, mediocampista francés de Tigres UANL de la Liga MX. © Juan Angel Ovalle Florian Thauvin, mediocampista francés de Tigres UANL de la Liga MX.

El mediocampista francés de Tigres UANL, Florian Thauvin, anotó un golazo en el Clásico Regio el pasado mes de marzo en la victoria de su club 2-0 sobre los Rayados de Monterrey.

Pero como gran anotación, no se deja de hablar de ella. Parte de la afición de la Liga MX, muy crítica con el rendimiento del campeón del mundo en 2018, desmerita el tanto asegurando que quiso centrar pero el arquero Estaban Andrada salió mal y por eso el esférico finalmente entra.

En conversación con Pello Maldonado, Thauvin en perfecto español y coloquialismo mexicano dejó muy en claro lo que piensa de las crítica y comentarios malsanos: “Me vale madre”.

Sorprendido porque todavía se hable de aquel tanto, pero en forma negativa, el francés de 29 años solo quiere pasar página y pensar en la Liguilla del Torneo Clausura 2022, en la que sus felinos son favoritos a quedarse con el título, a pesar de la última derrota contra las Águilas del América.

Consejos a Thauvin para que le pegara

Uno de los aspectos que resaltan en la plantilla de Tigres es la unidad bajo el mando del experimentado entrenador Miguel ‘Piojo’ Herrera, absoluto líder del vestuario.

A pesar del episodio de Thauvin a su técnico en el partido contra los azulcrema, queda claro en cada entrenamiento y partido quién es el líder de la manada felina

En ese contexto hay muy buena comunicación y compañerismo. Thauvin reveló que su compatriota y capitán del equipo, André-Pierre Gignac y al arquero Nahuel Guzmán le aconsejaron antes del partido contra los Rayados que observara siempre a Andrada, que le gusta salir de más y que lo podía agarrar desprevenido.

“Todos los días de la semana me agarraban Nahuel y Gignac, y me decían ‘Florian tienes que patear a la portería porque Andrada es un arquero que sale mucho, mucho'”, reveló en la charla.

Cuando corría más de una hora de un partido caliente por lo que se jugaba, cientos de fanáticos coreando a su equipo Estadio Universitario de la Universidad Autónoma de Nuevo León, Florian tuvo buenos recuerdos de los consejos y cabeza fría para medir el balón y clavarla en el arco de Monterrey.

“El plan fue patear al arco. Mi primer pelota no debería ser un centro, pero no tenía oportunidad, entonces vi que iba a ser el cambio y me dije es mi última pelota, entonces voy a hacer una seña a Charly para que el arquero piense que la voy a centrar, pero estaba con mi derecha y la hice perfectamente”, resaltó el veloz centrocampista.

Lea también:

Suscríbete para recibir nuestro boletín de noticias gratuito en tu email.

Ver artículo en La Opinión

Florian Thauvin no se calla y en buen español dice que “le vale madre” lo que piensen sus críticos sobre el golazo en el Clásico Regio