El rover europeo para Marte puede no lanzarse hasta 2028

ESA - Archivo © Sebastian Carrasco ESA - Archivo

MADRID, 5 (EUROPA PRESS)

El rover europeo ExoMars, que estaba programado para despegar hacia el Planeta Rojo en septiembre, ahora es poco probable que se lance antes de 2028.

El motivo es que la Agencia Espacial Europea (ESA) tendrá que reemplazar su plataforma de aterrizaje construida en Rusia debido a la invasión rusa de Ucrania, según declaró el científico del proyecto ExoMars Jorge Vago ante el Grupo de Análisis del Programa de Exploración de Marte. La ESA actualmente está considerando sus opciones y pronto presentará planes factibles a sus estados miembros.

La misión del rover, presupuestada antes de la crisis en 1.300 millones de euros, requerirá ahora una nueva plataforma de aterrizaje, un nuevo cohete y varias otras tecnologías que originalmente proporcionó la agencia espacial rusa Roscosmos.

«En julio, iremos a los estados miembros con un camino a seguir recomendado», dijo Vago en la reunión, citado por Space.com. «Esta recomendación tendrá un pronóstico financiero de cuánto costará poner el rover Rosalind Franklin en Marte».

La ESA interrumpió oficialmente la cooperación con Rusia en marzo después de que los países europeos aplicaran sanciones contra la potencia espacial a raíz de sus acciones en Ucrania.

Rusia iba a lanzar el rover en su cohete Proton desde el cosmódromo de Baikonur en Kazajstán. Roscosmos también construyó la plataforma de aterrizaje Kazachok, que no solo debía llevar el rover a la superficie del planeta, sino que también tenía su propio programa científico en el lugar de aterrizaje.

AYUDA DE LA NASA

Vago dijo que si bien la ESA puede construir la mayor parte de su propia plataforma de aterrizaje, buscará obtener de la NASA algunas tecnologías que actualmente no puede producir por sí misma.

«No tenemos el tipo de motores de descenso que deberíamos usar», dijo Vago. «Tendremos que usar los jets que se usaron para entregar Curiosity o Perseverance, quizás menos motores pero del mismo tipo. La otra cosa que necesitamos reemplazar son las unidades de calefacción radiactivas, que tampoco tenemos en Europa».

Sin embargo, reconstruir la plataforma de aterrizaje y reconfigurar la misión llevará tiempo y, si la misión debe continuar, es poco probable que el lanzamiento se realice antes de 2028, dijo Vago.

«Podríamos lanzarnos en 2024 con Roscosmos en Proton, pero por la forma en que van las cosas geopolíticamente, creo que esto se está volviendo cada vez menos probable», dijo. «En teoría, 2026 sería posible, pero en la práctica, creemos que sería muy difícil reconfigurarnos y producir nuestro propio módulo de aterrizaje. Entonces, de manera realista, buscaremos un lanzamiento en 2028, pero incluso eso requiere algo de ayuda de la NASA».

Las ventanas de lanzamiento para las misiones a Marte se abren solo cada 26 meses, cuando la Tierra y el Planeta Rojo se alinean correctamente.

La NASA fue el socio original de la ESA en el programa ExoMars, pero la agencia estadounidense se retiró en 2012 tras los recortes presupuestarios de la administración del presidente Barack Obama. En ese momento, la misión fue rescatada por Rusia, que intervino para ocupar el lugar de la NASA, informa Space.com.

La fecha de lanzamiento de 2028 significaría que el rover ExoMars llegaría a Marte con un retraso de 10 años en comparación con el plan original. La misión originalmente estaba programada para despegar en 2018, pero se retrasó debido a problemas con los paracaídas de aterrizaje.

El rover europeo para Marte puede no lanzarse hasta 2028