"No hay luz al final del túnel", dice Hamilton sobre Mercedes

En cuestión de semanas, Hamilton ha perdido la sonrisa y ha empezado a disparar "dardos" al hacer referencia al rendimiento de su Mercedes W13. El británico esperaba un monoplaza pobre en Imola, pero no pudo pasar de la 14ª posición después de salir 13º en la parrilla de salida.

La ilusión generada por los entrenamientos libres del sábado, donde George Russell terminó delante de todos sus rivales, despertó cierta expectación en el equipo de Brackley, ya que el W13 parecía tener buen ritmo de carrera.

Sin embargo, las esperanzas se desvanecieron en las primeras vueltas de la carrera al sprint. Mientras que Carlos Sainz pasaba del décimo al cuarto puesto, el siete veces campeón del mundo se quedó atascado en el pelotón y ni tan siquiera puedo llegar al top 10.

La carrera en general fue un desastre que no presagia nada bueno, más bien al contrario, según las declaraciones del propio Hamilton: "Esto durará todo el año, no veo la luz al final del túnel". Tras esta frase, el británico reconoció que este año es imposible pelear por el título y reconoció la realidad en la que se ha sumergido el equipo.

También lee:Cómo ver la carrera del GP de Emilia Romagna de la F1 2022 en LatamPérez satisfecho con top 3 en la sprint, pero quiere 1-2 de Red BullLeclerc indica qué necesita Ferrari para ganar en ImolaVIDEO: el adelantamiento que le dio la victoria a Verstappen Lewis Hamilton, Mercedes, transita detrás de Lance Stroll, Aston Martin, en la sprint de Imola. © Motorsport.com Lewis Hamilton, Mercedes, transita detrás de Lance Stroll, Aston Martin, en la sprint de Imola.

Lewis Hamilton, Mercedes, transita detrás de Lance Stroll, Aston Martin, en la sprint de Imola.

Photo by: Steven Tee / Motorsport Images

Si a todo esto le sumamos que Russell ha estado a su nivel o incluso por delante de él en algunas sesiones en este inicio de 2022, el panorama se vuelve aún más desolador para Hamilton.

La peor noticia para Mercedes es que las actualizaciones para Imola parecen haber caído en saco roto, con el equipo de Brackley metido en un agujero negro del que es complicado salir, una situación que Hamilton parece haber asimilado ya pese a su resignación.

"Esta mañana hemos tenido buenas sensaciones en comparación con los entrenamientos libres de ayer, pero esta es una pista en la que adelantar es muy difícil y yo estaba atrapado en el tráfico".

"Hoy fue complicado y mañana supongo que será lo mismo. Creo que todo el año será difícil para nosotros, pero lo que no nos destruya nos hará más fuertes".

"No hay luz al final del túnel, pero estamos trabajando para encontrarla…", dijo un Hamilton aparentemente decepcionado y que en ocasiones incluso se quedaba sin palabras.

"No hay luz al final del túnel", dice Hamilton sobre Mercedes