Mercedes-Benz E350, el sedán híbrido de lujo de la firma alemana

Esta décima generación del Clase E, con un sistema de hibridación ligera, fue equipado con el paquete AMG Line, dándole un carácter deportivo.

© Proporcionado por El Espectador

El lujo es un concepto que va mutando con el tiempo y la tecnología. Quienes mejor adapten esto tendrán un producto completo y especial como lo es el nuevo Mercedes-Benz Clase E 350. Un sedán híbrido que ejemplifica y equipa el lujo, el confort y la máxima tecnología puesta en una máquina. Deportivo y elegante. ¿Hay mejor combinación que esa?

Lea también: Suzuki Swift, el híbrido más barato en Colombia

Esta décima generación de la Clase E integra lo mejor de la casa de Stuttgart. Un sedán amplio, grande y con tecnología híbrida que pone en el segmento prémium un lujoso rival a vencer. La Clase E ha sido uno de los modelos más éxitoso a escala mundial de Mercedes-Benz. Esta puesta al día del Clase E equipa la misma plataforma del Clase S y lleva consigo el paquete AMG Line, la línea deportiva de los alemanes.

Lea también: Vehículos híbridos que se importen en lo que queda de 2021 pagarán arancel del 5%

Esta actualización se vende en una versión Exclusive y otra la AMG Line, que fue la que fue puesta a prueba. El nuevo Clase E tuvo una renovación en sus líneas exteriores y en la zona delantera del auto. Ahora tiene nuevos faros LED en el frontal y, como lleva el paquete AMG Line, su parrilla posee un efecto diamante, en cuyo centro destaca el característico emblema de Mercedes-Benz atravesado por una línea central. El bómper del vehículo tiene líneas más deportivas, para darle una renovación a un vehículo que no deja de ser clásico en su intención de ofrecer un sedán con el máximo lujo y con un coeficiente aerodinámico muy superior a la versión anterior y marca diferencia al momento de conducirlo en ruta. Además, las llantas son ahora de 19 pulgadas, con las traseras levemente más anchas, pues la idea es darle un mayor agarre en curvas y desempeño a altas velocidades, y, por supuesto, unos rines con las insignias AMG Line.

El E350 cuenta con un motor turbo de 2.0 litros, que desarrolla 299 caballos de potencia y 400 Nm de torque que lo entrega desde las 1.600 rpm. Una potencia que se combina con un sistema de hibridación ligera EQ Boost, que tiene una red de 48 voltios y un pequeño motor eléctrico que brinda 14 HP y 150 Nm adicionales en arranques y aceleraciones.

Mercedes-Benz E350, el sedán híbrido de lujo de la firma alemana